15/4/07

¿Filosofando?

Últimamente me asedian pensamientos impuros... menos mal que no comparto Dios con gente como el juez Torres, Marilyn Manson, Edgar Allan Poe o mi párroco. Esta circunstancia (tan atenuante como efímera, como lo son todas) me lleva a plantearme cosas... a pensar... a llegar a una conclusión: hay cosas que la gente prefiere no saber. Todo el mundo hace oídos sordos a su destino, son conscientemente inconscientes, aunque esto parezca una contradicción que me he sacado de la manga para hacerme el erudito. Me refiero a la muerte... a no tenerla tan presente como la tendríamos que tener. El final llegará, antes o después, lo que no sabemos es cuándo... pero preferimos no saberlo, ¿no? Si tuviera que hablar por mí diría que algunas veces sí y que otras no... pero lo que me fascina es la capacidad de la mente humana para enterrar conocimientos perniciosos o que pueden sumir al individuo en una depresión constante.

Se me han ocurrido más preguntas que bien darían para un post cada una, pero prefiero esbozarlas aquí y ahora para que cada uno encuentre su respuesta, ya que nada de esto es blanco ni negro. La voluntad. La fuerza de voluntad es algo increíble... es una fuente ilimitada de lo que quieras que sea si tienes esas ganas de hacer tal o cual cosa. ¿Mueve montañas? Es una forma de hablar, pero es algo esencial a lo que no prestamos mucha atención. Gracias a la fuerza de voluntad, gracias al empeño, las ilusiones llegan a hacerse realidad. Puede que tengas talento, puede que seas el mejor en lo que sea, pero si no tienes esa ambición, ese hambre por conseguir lo que te has propuesto, nunca se realizará ese sueño que tantas veces has soñado y que, si alguna vez has comentado a terceros, te habrá servido de decepción o de malestar, ya que a la gente le encanta minar la confianza de la gente, pero ¿es tan importante la autodeterminación? Aquí cada uno da su opinión, yo sinceramente creo que tienen que existir unas ganas increíbles de hacer algo, lo que sea... son imprescindibles a cada paso que das.

A lo largo de nuestra vida conocemos a mucha gente, por desgracia o por fortuna... algunos son capaces de fascinar al personal con su sabiduría, otros con su estupidez... cada uno blande el arma que le ha tocado, pero todos resultan igualmente fascinantes. Ahora bien, entremos en el terreno del sentido del humor. ¿Si una persona es más inteligente su sentido del humor, sus bromas o su forma de contestar son más inteligentes e ingeniosos? La respuesta parece sencilla... a simple vista parece una relación directamente proporcional... pero luego piensas en todos esos tipos listos que conoces y que hacen bromas sosas, ridículamente malas... no es que sean tan sutiles que tú no las captes, sino que son sencillamente estúpidas... todos esos inteligentes que no tienen ni puta gracia hacen bailar las estadísticas hasta provocar que la pregunta antes formulada cabalgue entre el existencialismo y la retórica. Que piense cada uno en su propia experiencia y, el que tenga a bien compartirla, que cuente sus vivencias en los comentarios.

4 comentarios:

Lee Marvin dijo...

Uff, sí que propones temas para un amplio debate!!!

Sobre la voluntad, sólo diré que me parece el arma más útil -y a veces mortífera- con la contamos los humanos. No sé si aquí he contado alguna vez que una de mis aficiones es la de abrir cerraduras si utilizar llaves ni romperlas -me pregunto qué diría Freud-. Cuando alguien ve que tengo esa habilidad se sorprende e interesa, pero lo único que me diferencia de él es que un día pensé:"si otros lo hacen, yo también puedo hacerlo"; pasé muchas horas con una de esas cosas que usan las chicas para el pelo y un candado, hasta que lo abrí. Esta tonta anécdota ejemplifica como se puede conseguir cualquier cosa: la cuestión es no rendirse.

Sobre el sentido del humor: he conocido a gente inteligente que no tenía sentido del humor. Sin embargo, no conozco a nadie con sentido del humor que no sea inteligente.

Un abrazo!!!

Zoográfico dijo...

Esa faceta de ''abridor-forzador'' no te la conocía, Lee! Y el ejemplo ilustra a las mil maravillas aquello a lo que me refería en el post. Sobre el sentido del humor también das en el clavo, el sentido del humor es cualidad intrínseca a la inteligencia en la mayoría de los casos... puede decirse el sentido del humor denota inteligencia y viceversa. Gracias por pasarte por aquí!

Cosette dijo...

Qué razón tienes. Yo estoy en una época en la que quiero hacer muchisimas cosas (y las hago, más incluso de las que debería jeje) quiero aprender, enseñar, ver, probar, ir... y es una motivación muy grande :)
Cierto que no tengo todo el apoyo que me gustaría (como dices, a la gente se le da muy bien cortar las alas a los demás) pero por eso mismo le pongo mas ganas.
Espero que no se me pase nunca.

Un beso

el escríba dijo...

ESTE TAMBIÉN! ..voy leyendo los post de M.Zoo.. por orden de prioridades que me interesan.Acabare leyendo todo lo que el tiempo me permita. Este esta en mi lista.