12/1/07

Guionistas Españoles (I)

He estado leyendo blogs de guionistas profesionales en los que criticaban películas con un juicio increíblemente acertado y detallista, propio de verdaderos maestros del cine (supongo que muchos habrán copiado y pegado opiniones y puntos de vista de algún grande, tanto en sus posts como en sus cabezas, es el eco mudo de la autopista de la información que tanto se practica). Los he leído quejarse sobre su aislamiento, hablar del proceso creativo, sus causas y consecuencias, libros de otros guionistas, charlas entre guionistas... y a mí sólo se me plantean un par de preguntas: ¿cómo profesionales con tanto juicio y tanta capacidad crítica nunca llegan a ser capaces de reflejar su genialidad en las páginas que firman? ¿Será que se han acomodado tanto a su vida como guionistas que han mecanizado el proceso creativo hasta extremos no muy recomendables? Quizá, simplemente, se han quedado sin ideas... no, no puede ser sólo por eso.

Anquilosamiento. Así de fácil. Así de triste. Se han acomodado en un lugar, sin pensar en mejorar y pensando que no son malos. Los hay que viven de sus glorias pasadas hasta el punto de que su tarjeta de visita sea la misma frase que resume toda su trayectoria profesional: ''Pepito, guionista de tal serie''. Y digo yo, ¿en qué punto del camino se perdió la esperanza en llegar a ser algo importante en esa industria? Algunos nunca tuvieron esperanzas de ese tipo, apuntaron tan discretamente bajo que a nadie le importaba si fracasaban o si conseguían sus objetivos. Los demás viven toda su vida en una especie de puente, de etapa de transición, en la que los días apenas se diferencian, hacen vida normal mientras forman una comunidad con compañeros de profesión y se vuelven unos frikis sin remedio o unos bohemios pedantes, pero nunca llegan a posturas extremas. Estos tipos creen que su gran oportunidad aún está en el horizonte y que llegará algún día. Mientras tanto, a seguir con su trabajo de guionistas de pelis que ven tres y de las que despotrican siete o series de TV, que nunca están demás... ¿o sí? Por supuesto, siempre hay un tercer grupo de profesionales que llegarán a algo... dentro del panorama español.

Guionistas de España, esto no es una crítica destructiva ni muchísimo menos, quien bien os quiere, os hará llorar... y ahora mismo no veo a nadie llorando, quizá sea porque no nos queremos como hermanos, pero todo se andará. En la segunda parte de este post expondré un poco más de mi punto de vista, que pasará por los oídos de todo el mundo como los consejos de nuestros padres en la adolescencia... quizá los inteligentes se queden con la copla.

4 comentarios:

Pianista dijo...

"¿cómo profesionales con tanto juicio y tanta capacidad crítica nunca llegan a ser capaces de reflejar su genialidad en las páginas que firman?"

Esto no es una respuesta a la defensiva ni muchísimo menos, pero ¿ha pensado Vd. en la cantidad de gente (no siempre talentosa) que interviene desde que el guionista firma sus páginas hasta que la película se estrena? ¿Ha pensado en que muchas de las palabras que figuran en esas páginas están ahí por la decisión unilateral de personas que no son quien firma?

Un saludo.

Zoográfico dijo...

Gracias por su visita, Pianista, siéntase como en su casa. Sabía que tenía que hacer la 2ª parte de este post rápido, porque es cierto que lo que escribes tú no va a misa (o al set, para ser más precisos). Por eso este post y el siguiente solamente son pensamientos de un tipo que no se explica cómo puede ser eso posible, y lo único que hace es barajar todas las posibles opciones.

Un saludo.

Lee Marvin dijo...

Cuánta razón llevas!!! te lo quería decir ayer, pero pasaba algo en todos los comentarios de blogger.

Sí, como dice el pianista, la basura que se emite en la TV y lo que se proyecta en el cine español no es culpa de ellos, pobrecitos. Por eso la mayoría de los que tiene blog nunca dice en qué producciones participa, sobre todo si son televisivas!!!

Un abrazo!!

guionista hastiado dijo...

Buenas reflexiones, amigo zoográfico. Evidentemente, escribir en este país no es fácil, y menos si uno quiere experimentar, volar libre y encontrarse a sí mismo como creador.

Pero tampoco te hagas una imagen equivocada de este mundillo a partir de los blogs. Personalmente, exploto y fomento mi vehemencia en mis posts, a modo catártico. Uno se deja llevar en esto del internet para contar las cosas malas. Las buenas, no siempre. Y también las hay. Hay buenos ratos, risas, buenos amigos y mejores personas. Y a veces te sientes un poco orgulloso de una serie, un capítulo, una escena o un chiste. Y así, vamos tirando.

Un abrazo. Espero que te lo pases tan bien con tu blog como lo hago yo con el mío.