22/2/07

Tarantino y sus... ''influencias''

El tío más listo pensará que esto va de hablar de City on Fire y cosas así. Que si Tarantino plagia, que si sus películas no son más que la mezcla de unas cuantas pelis de serie B... paso de ser un afluente más de esos ríos de tinta. Tarantino ha sido influído por muchos (quien lo quiera ver como eufemismo que sonría pícaramente o que llore de la risa en los comentarios), pero también influye en los demás. ¿Cómo se come eso? No sé cómo, pero sé dónde: en McDonald's.
El otro día entré en un McDonald's, no por nada, solo porque hacía mucho que no saturaba mis venas de grasa y me dije: ''¿por qué no?'' Tanto tiempo hacía que no entraba en un McDonald's (o eso o soy más despistado que la hostia, que también) que fui a pedir una royal con queso, por hacer la gracia. Para mi sorpresa, la royal con queso había desaparecido... la llamaban de otra manera... cuarto de libra con queso!! Yo frené en seco y pensé: ''Esto no puede ser por Pulp Fiction. No puede ser que, por cachondearse del nombre y decirlo en una peli, los McDonald's europeos llamen ahora también cuarto de libra a la royal con queso... ''. ¿Coincidencia? No lo sé... lo único que sé es que hasta hace unos meses allí se servía la royal y ahora se sirve el cuarto de libra con queso, aunque no sepamos qué significa eso de ''cuarto de libra''... joder, es que usamos el puto sistema métrico! Haced vosotros la prueba en el McDonald's más cercano.

3 comentarios:

Mary dijo...

Jeje, pues veras, cuando yo era pequeña se llamaba cuarto de libra con queso, de toda la vida (por lo menos en mi mcDonalds xDD) pero luego lo cambiaron por McRoyal...

Zoográfico dijo...

Ey, Mary! No me acuerdo de si se pasó de cuarto de libra a royal con queso... lo que si sé es que hace unos años se ha vuelto a cambiar el nombre. Ha dejado de ser royal para ser el cuarto de libra... eso es lo raro. Un saludo!!

Davichof dijo...

No me lo puedo creer, jajajaja, le han cambiado el nombre a la hamburguesa, ¡por Pulp Fiction!. siempre me he partido de risa por los diálogos, en apariencia, intranscendentes de las peliculas de Tarantino, pero no sabía que tenían tanto poder de influencia. Un abrazo