6/2/07

Talentos Naturales

No soy guionista, porque guionista es el que ESCRIBE y VENDE guiones (a Forrest Gump le patinarían las neuronas ante definiciones tan locuaces), si bien nunca he tenido oportunidad (ni ganas, quizá por vago, quizá porque así me ahorro una soberana patada en los cojones) de vender nada... pero hay quien cree en mí, quien ha leído las cosillas que he escrito y me ha dicho ''¡eh, mola!'' y cosas así. Yo no le hago caso a nadie, porque tener ilusiones es ser vulnerable a estrepitosos y sonados fracasos, pero me gusta escuchar a la gente que me habla de mi ''talento natural''.
Yo no creo que tenga talento natural, pero creo que eso es algo que existe. Mucha gente dirá: ''mentira, Frank Sinatra era un mierda porque solo cantaba, ese ni componía sus canciones ni nada de nada''. No le reconocen el mérito a Sinatra porque nació con esa voz (tampoco es cierto, le costó lo suyo y la trabajó bastante, pero dejémonos de pesquisas). Todo esto quiere decir que si hay sufrimiento, hay recompensa y, sino, pues eres un mierda. No estoy de acuerdo con ese punto de vista, a mí Nacho Vidal no me parece un mierda, tiene un talento natural (sobrenatural) y me parece digno de admiración, sobre todo a mí, que siempre estoy con eso de ''unos tanto, otros tan poco...'' pero siempre me planteo esa duda: ''¿Qué es más digno de admiración? ¿Un genio natural o un tío que se lo ha currado?'' Suelo decantarme por los que nacen con el talento natural, esos genios como Mozart, Charles Schultz o el jodido Larry Flynt. Con esto no quiero desprestigiar a gente que suda la camiseta para ser un grande, como Scorsese o Freud pero, para mí, el talento natural es más importante, porque indica que esa persona nació para hacer lo que hace.

3 comentarios:

desayunoconbacon dijo...

Creo que es más importante qué consigues que cómo lo consigues. A mí lo que me importa de los esfuerzos que obtienen cosas o de las gracias innatas que obtienen cosas es el resultado. Y, puede que me equivoque y puede que no tenga mucha importancia pero, es mejor que no llames a tus trabajos “cosillas” llámalos, como mínimo, “cosas”. Es igual si los has vendido o no. Puede que no valgan nada o que den mil patadas a muchas de las cosas que se han vendido en este año. Es igual, tus trabajos, tus “cosas”, pueden estar en un cajón o salir a pasear, pero también es muy lícito que no quieras o no tengas ganas de sacarlos.

Lee Marvin dijo...

Joer, te dejé un comentario aquí, pero no se ve...

decía más o menos que estoy de acuerdo con lo que dices, hay gente que nace con un don y punto. Pero lo que me ha encantado es la referencia a Larry Flynt...GRANDE!!!

Un abrazo, siento estar un poco ausente últimamente!!!

Crazy dijo...

Hola Zoográfico...Sobre tu post, puede que esté equivocada, pero creo que al que tiene talento natural las "cosas" le salen mejor. Al que se lo curra, le salen pero no igual, y sino que se lo pregunten a Salieri...
Besos