24/3/09

París



Te hablaré desde la meca de la melancolía atrapado por sus calles marchitas, conquistado por el gris de su cielo. Todo allí está coronado por un romanticismo trágico que envuelve a su gente y caminan con él como si fuera parte de ellos. Sí, la sombra de los parisinos es su romanticismo trágico, esa fiebre mística que te hace volar lejos de la mente y que resplandece en ellos como su noche y su herida abierta con su sangre corriendo, ah, La Seine. Te recordaré entonces. Me asomaré a la ciudad que vio al mayor poeta de todos los tiempos aullando abatido por su madre, malherido, bautizando con sus lágrimas el Beat Hotel y moriré siendo parte de aquel lugar como lo fui siempre antes de haber nacido, seré allá donde peregrina la bohemia y todo lo que no puede ser expresado ni comprendido, todo lo que es alma y en el alma misma es todo. Me fundiré con sus versos, sus hallazgos, sus callejones, su eternidad maldita, enamorado de todas sus mujeres esquivas, arrebatadoras musas inabarcables de ojos tristes zarandeando mi destino a cada movimiento de cadera con la fuerza de llevarme hasta la muerte si eso complace sus deseos, sus perversiones, su destino, cogiéndome y soltándome a su antojo sin admitir que lo hacen, fingiendo no darse cuenta... gustoso me dejaré llevar envenenado de amor, delirando por todas partes, dedicándole todos mis versos a la herida que me mata, como hace París.



PD: la jugada es ver el vídeo de arriba sin audio, mientras suena la canción del vídeo de abajo... aunque los dos por separado son geniales también.

1 comentario:

Fantômas dijo...

¡Buenas!

Quería pedir como favor, si no es mucha molestia, hace poco diseñé una nueva página y necesito empezar a posicionarla, si tuvieran la amabilidad de colocar un enlace a la misma.

La página es Videos Graciosos. De paso pueden comentarme qué les parece, ya que no está del todo terminada.

Un abrazo y gracias de antemano.